TAMBIÉN ESTÁN…

Hace un tiempo que te escribí sobre las mujeres que estaban, que sí, que lo sé, que se me olvidaron muchos tipos de ellas, pero no me pídas tanto corazón, sabes que me recuerdas lo que a mi se me olvida. Pero hoy no, hoy no quiero olvidarme de los que están de verdad, que eso de ”todos los hombres sois iguales” está pasado de moda y no fué más que una serie de televisión y una película.
Están los que no creen en el amor de una noche, en esos que no regalan besos alquilados, porque saben que luego le van a cobrar la fianza, los que quieren de verdad y no se asustan, los que tienen detalles del tipo ”buenos días bombón” al whatsApp, que te provocan una sonrisa con las legañas aún pegadas. Los que no te fallan por muchos que fallen, los que no prometen hasta que te la meten, los que prometen a secas, y lo peor de todo, que cumplen su palabra. Los que se quitan la chaqueta cuando refresca para dejartela a ti, y previamente la perfuma con su colonia para que a ti se te coja un pellizquito en la barriga; están los que saben estar, eso son los más escasos, tampoco es cuestión de metirte tesoro. Están los que se ponen nerviosos esperándote a que llegues a la primera cita y al despedirse, no saben si darte un beso o darte las gracias por ese tiempo. Están los locos comprometidos, los que en vez de llevarte a un restaurante caro a venderte humo, te meten en una tasca de mala muerte, y al salir, sientes que hacía tiempo que no te lo pasabas tan bien. Están los que saben escribir paranoias desde dentro, intentando que a tí se te dibuje una sonrisa en la cara como ahora mismo. Los que prefieren un día contigo entre cuatro paredes y un techo, cumpliendo la oferta que un día te escribió, y que tú aceptaste encantada. Está el que se hace el sueco porque el miedo no le deja avanzar, pero se derrite como el queso de la pizza cuando te ve. Está el que va de chulo por la vida, pero cuando está contigo es un cachorro de labrador indefenso…ese que llora más de lo que crees cuando nadie mira. Están los bailones, los que saben que a golpe de cadera te conquistan igual que con una sonrisa. Están los que no quieren que le levantes unicamente el ”miembro” una noche, sino que prefieren que levantes las persianas de tu cuarto estando él, toda una vida. Están los que te quieren a ti, y luego se quieren ellos, prioridades se llama. Los que no veías hace tiempo porque ya no te das besos con él, y al encontrártelo por CAUSALIDAD, el corazón se te pone en el paladar. Los que a modo de broma se te declaran, pero tú no te lo crees porque todavía no te enteras que la mayoría de las más sinceras declaraciones de amor, se hacen entre risas. Los que te hacen perder la cabeza, pero como consecuencia hace que te encuentres tú; están los padres sin hijos, y los hijos sin padres. Los que saben lo que duele la vida porque casi nada les duele ya. Los que regalan flores porque son CABALLEROS sin caballo, los que te rozan la mano y te quemas, los que cocinan, y los recogen la mesa para que tú te quedes tranquila antes de traerte el postre…Y están aunque no te lo creas, los que prefieren a la gente bonita como tú, en vez de a la gente que sólo es guapa…esos que cuando NO están, un día se te hace más largo que tres otoños.

Francisco Bonilla Lozano.

Anuncios

Un comentario en “TAMBIÉN ESTÁN…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s